Por Patricia Fernández. 

25 de noviembre de 2017. 

 

El 25 de noviembre no dura horas. El 25 de noviembre empieza el día 1 de enero y no termina hasta el 31 de diciembre.

El 25 de noviembre no termina con el final de la manifestación.  El 25 de noviembre empieza desde la labor que cada uno hacemos desde nuestra casa.

El 25 de noviembre no se ciñe a cifras. El 25 de noviembre son vidas, son infancias, son mujeres, niños, niñas.

El 25 de noviembre no es una nueva ley. El 25 de noviembre es la práctica de esa ley, es la eliminación de la violencia institucional, de la criminalización de la víctima.

El 25 de noviembre no es una pancarta. El 25 de noviembre se abandera luchando cada día y haciendo del lema una realidad.

No me vale. Si el 25 de noviembre va a hacer que para muchas personas la lucha acabe hoy a las 00:00, entonces no me vale.

Todo lo que se haga y se reivindique hoy va a caer en saco roto si seguimos digiriendo con la misma parsimonia el asesinato casi diario de mujeres y niños. En saco roto, si no interiorizamos un problema que nos concierne a todos.

Por eso no me vale, si mañana se ha vuelto a olvidar por parte de políticos, medios, ciudadanos y humanos, que la lucha es diaria y no de un día, entonces lo siento, pero no me vale.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s