Un Pacto descafeinado con las y los menores víctimas de la violencia de género

El pasado mes de septiembre de 2017 el Congreso de los Diputados aprobó con los votos a favor de todos los grupos parlamentarios y la abstención de Unidos Podemos el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Un acuerdo con 213 medidas divididas en 10 apartados para combatir las desigualdades existentes entre hombres y mujeres en nuestro país y conseguir una sociedad segura y libre de violencia machista.

No podemos decir que este sea el mejor y más efectivo acuerdo para luchar contra esta lacra, pero sí es un buen punto de arranque para cambiar el paradigma actual. Desafortunadamente, las reivindicaciones de las organizaciones feministas para que dotara de presupuesto al Pacto de manera que se pudiera poner en marcha y se empezaran a aplicar las primeras medidas no han sido tenidas en cuenta.

Desde Avanza sin Miedo siempre valoramos de manera positiva el hecho de que se consiguiera llegar a un consenso para desarrollar un Pacto acerca de un asunto tan prioritario como es la lucha contra el machismo, y en favor de sus víctimas, las mujeres y sus hijos e hijas. Porque no podemos olvidar que las hijas e hijos de las mujeres maltratadas o asesinadas también son víctimas directas de la violencia de género. Y pese a que el punto 4 del Pacto recoge 16 medidas para asistir y proteger a los y las menores víctimas consideramos que estas son insuficientes.  Sí, es cierto que partíamos de una situación mucho más precaria, pero también es cierto que están en juego las vidas de menores inocentes y que, por tanto, todo lo que se pueda hacer en favor de su protección es deficitario.

No cabe duda de que estas 16 medidas son positivas y contribuyen a cambiar la situación de desprotección que sufren los más pequeños en situaciones de violencia. Pero las administraciones públicas deben ir mucho más allá y no solo asistir y proteger a las víctimas de esta lacra sino promover un cambio radical del sistema actual de manera que ningún o ninguna menor tenga que volver a presenciar y ni mucho menos sufrir en primera persona situaciones de violencia.

Si no somos capaces como sociedad de promover ese cambio necesario seguiremos viviendo en una democracia incompleta, en un sistema que no es capaz de proteger y garantizar los derechos básicos de ciudadanía de una parte de la población.

Es por ello, que desde Avanza sin Miedo pedimos al Gobierno de España que mantenga en su agenda de prioridades la lucha contra la violencia de género, la protección de los niños y niñas víctimas de esta lacra. Tras una oscura etapa en la que estas prioridades habían desaparecido de la agenda política, ahora vamos por el buen camino, pero todavía queda mucho por hacer.

Avanza sin Miedo seguirá trabajando para que este país sea más justo y más igualitario, para que los niños y niñas puedan crecer felices y vivir libres y seguros de la violencia de género.

 

Rubén Martínez Ribera

Secretario de Avanza sin Miedo

7 de septiembre de 2018

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s